El uso de agua ozonizada en las empresas de limpieza.

La limpieza con agua ozonizada hace innecesario el uso de productos químicos en los procesos de limpieza de mantenimiento, consiguiendo además unos niveles de higienización dificilmente superables.

Los productos químicos solo se están empleando en limpiezas especiales o como tratamientos de protección pero en las suciedades propias de un mantenimiento son sustituidos con eficacia por el agua ozonizada.

A efectos de higienización el ozono elimina el 99,9% de las bacterias nocivas, tales como E. Coli, E. Coli 157, Pseudomonas, Salmonella, Staph, MRSA, Listeria, el virus H1N1, etc. Seis segundos de contacto son suficientes para que el ozono consiga los máximos niveles de higienización. Tiempos inferiores al que proporciona la propia evaporación en procedimientos de limpieza a base de elementos de microfibra.

Los sistemas de limpieza a base de agua ozonizada permiten ahorrar tiempo, reducir costes y proteger el medio ambiente.

Tal como indica la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos, que ha realizado los ensayos de eficacia microbiológica y las pruebas que realizaron según la EPA (BPL), 6 de cada 100 profesionales de la limpieza se lesionan anualmente por contacto con los productos quimicos que utilizan. Las quemaduras en los ojos y en la piel son las lesiones más comunes, seguidos de cerca por la inhalación de vapores tóxicos. El agua ozonizada libera a los profesionales de la limpieza de los riesgos para la salud derivados de tocar, inhalar o de salpicaduras accidentales de productos de limpieza, reduciendo también el impacto ambiental de la producción y comercialización de limpiadores químicos. Schaffer concluye: «Algún día todos nos preguntaremos por qué hemos utilizado alguna vez productos químicos para la limpieza».

La Comisión Europea ha concluido que una parte importante de los limpiadores químicos constituye un fuente de COV (compuestos orgánicos volátiles), algunos de los cuales pueden tener a corto o largo plazo efectos nocivos para la salud. Es evidente que el uso de agua ozonizada elimina este problema ya que además deja cero residuos en la superficie limpiada.

El agua ozononizada se puede utilizar en todo tipo de superficies como cristal, espejos, acero inoxidable, madera, alfombras, piedras naturales, mármol e incluso en el lavado de cualquier tipo de textiles. Está especialmente indicado en la limpieza de guarderías infantiles, escuelas, hospitales, centros médicos, geriátricos, centros deportivos, gimnasios y otras instituciones donde deban extremar los niveles de higiene, aunque por razones prácticas y de costes está recomendada para la limpieza de cualquier tipo de instalación o supericie, ya que elimina los costes de los productos químicos y esto influye directamente en los presupuestos de limpieza, beneficiando al personal y al medioambiente.

El uso de agua ozonizada constituye también una buena opción para la higiene personal o el lavado de animales, reduciendo de una forma importante las infecciones cutáneas, acné y otras afecciones bacterianas.

El agua ozonizada se produce a través de unos generadores de ozono que producen una carga eléctrica y activan el agua del grifo mejorando de forma radical la limpieza y la higienización.

El estudio de sostenibilidad realizado por el Profesor Gibig, director del Centro de Productos de Limpieza de la Universidad de Tenesse, Knoxville, EEUU, y el grupo de sostenibilidad de Ecoforum compararon el agua ozonizada con detergentes de limpieza tradicionales a través de 7 categorías fundamentales del medioambiente y salud. Entre estas categorías ambientales se encuentran, el consumo de energía, contaminación del aire, los ácidos, eutrofización de las aguas causada por los nutrientes de las plantas, las partículas y los gases de efecto invernadero, concluyendo que el beneficio del agua ozonizada era superior al 97%. Esta Universidad es una de las más antiguas especializadas por sus unidades de investigación multidisciplinar dedicadas  a los estudios ambientales.

Está comprobado que un tercio de los productos de limpieza usados hoye en día tiene ingredientes muy peligrosos. El resto tiene ingredientes catalogados como peligrosos. Existen alrededor de 11.000 sustancias diferentes reconocidas en toda Europa, las más nocivas suelen coincidir en aquellas que se utilizan para la formulación de productos de limpieza.

En este sentido la OMS manifiesta que ha llegado el momento de cambiar a métodos completamente libres de químicos para limpiar y cuando estos están basados en el ozono permiten garantizar unos niveles de higiene insuperables.

La OSHA también menciona que los productos químicos se estima que son los responsables de entre el 80-90% de enfermedades de la piel en el personal de limpieza. También incide en los riesgos para la salud derivados de la respiración de los vapores que emiten los productos de limpieza.