El ozono es un elemento natural con extraordinarios efectos sobre la salud y la edad. Es, posiblemente, el mayor y más rápido desinfectante existente en la naturaleza porque que  no sólo actúa frente a las  bacterias, sino también contra virus, hongos, esporas y algas.

Su molécula está formada por 3 átomos de oxígeno, pero cuando hablamos de ozono en términos médicos, la proporción suele ser 5% Ozono – 95% Oxígeno.

Lucha contra el envejecimiento

La línea de tratamiento de cosmética, hecha a partir de aceite de ozono, es un perfecto aliado contra los signos del paso del tiempo en la piel y un poderoso activo para la salud como resultado obtenemos grandes beneficios al tratar diversas afecciones musculares proporcionando un profundo bienestar diario.

Gracias a las propiedades de los productos cosméticos Ozosana, las heridas cicatrizan de forma rápida y se han presentado resultados óptimos en el tratamiento contra eczemas y de múltiples afecciones en la piel, como por ejemplo la caspa.

Cosmética médica natural:

Aceite de Ozono.

Crema de Ozono.

Jabón de Ozono.

El producto debe ser aplicado sobre la zona deseada y realizar un suave masaje para que  pueda ser absorbido en su totalidad.

Su aplicación consta de infinidad de beneficios para nuestra salud, entre los que destacan la mejora de la circulación sanguínea, regula el organismo y favorece la aparición de moléculas anti-inflamatorias.

Aceite de Ozono

El ozono que hay en el aceite tratado se libera muy lentamente, estimulando así la circulación sanguínea local por lo que se debe aplicar mediante masaje prolongado.

Es muy  importante que sea aceite de oliva Virgen para que el tratamiento de ozono sea efectivo.

Si se conserva en el frigorífico mantendrá sus propiedades aproximadamente durante 5 días.

Como norma general, utilizaremos un volumen de 100 mililitros aproximadamente y un tiempo máximo de 20 minutos en el proceso de elaboración .